Construcciones BIM21 apuesta por la metodología BIM en el sector inmobiliario
Inicio BlogNoticiasConstrucciones BIM21 apuesta por la metodología BIM en el sector inmobiliario

Construcciones BIM21 apuesta por la metodología BIM en el sector inmobiliario

Más que una moda
La metodología BIM no se reduce al empleo de un nuevo software ni a un simple cambio cosmético de presentación de planos y maquetas. Es más que una moda. En realidad es algo más profundo y radical y supone un cambio de perspectiva y actitudes entre todos los sujetos involucrados en los procesos de construcción, antes, durante y después de la misma. La metodología BIM centra su filosofía en la integración y cooperación tanto de arquitectos, constructores, urbanistas, propietarios y demás miembros del sector inmobiliario para que en sincronía mejoren su desempeño en función de un trabajo común. Esta idea de ver la realidad como una totalidad, y no como fragmentos dispersos e inconexos, es hoy un paradigma que ha impregnado todos los ámbitos de la sociedad y en especial la labor de la construcción y el sector inmobiliario.

Un simulador que evita problemas
BIM, siglas en inglés de “Modelado de Información para la Construcción”, tiene como principio la representación digital de las características físicas y funcionales de una edificación desde su fase de diseño hasta su demolición. De esta manera, es posible obtener un gran cúmulo de valiosa información que conjuga la geometría del edificio, su funcionalidad, las relaciones con su entorno, el posible impacto ambiental, entre muchas otras. Estos cambios traen una serie de ventajas de mucho valor para el sector inmobiliario y una de ellas consiste en la posibilidad que tiene el futuro propietario, arquitectos y constructores, entre otros, de visualizar la edificación con simuladores y gafas de realidad virtual. De esta manera, es posible tener la sensación de usar los espacios antes de emprender su realización para comprobar así su funcionalidad y enmendar posibles errores de diseño y conceptualización antes de iniciar la obra.

Ganarle tiempo al tiempo
El modelado en 3D permite además, con la metodología BIM, transformar los diseños a planos en 2D que sirvan de guía fidedigna a los constructores y así no ser víctimas de desagradables y costosas sorpresas. Por si fuera poco, la metodología BIM reduce enormemente los tiempos y costos de construcción al optimizar las fases del proceso, empleando sistemas de prefabricación y sincronizando las labores de cada una de las personas involucradas en la edificación. Las tres fases de la metodología BIM, las de diseño, la de construcción off-site industrializada y la de transporte y ensamblaje, son entonces un cambio profundo en las formas tradicionales de construcción que agilizan las actividades del sector inmobiliario y abaratan costos.

El trabajo no finaliza con la construcción
Otra de las ventajas que ofrece la metodología BIM, además de la conocer en tiempo real suministros y presupuestos estimados, consiste en la posibilidad de seguir vigilando la edificación aún luego de haber sido entregada a sus propietarios. Con BIM se puede emplear un sistema de gestión integral de servicios y mantenimiento, que incluye manuales, especificaciones, fotografías y detalles de garantías, lo que facilita el trabajo que viene luego de la construcción. La metodología BIM gana cada día mayor popularidad entre las empresas del sector inmobiliario del Reino Unido, Australia y Emiratos Árabes, pues permite la eficiencia de los procesos al coordinar todas las actividades y fases en una misma página.

Nota de prensa Construcciones BIM21 apuesta por la metodología BIM en el sector inmobiliario publicada en comunicae.es

Suscríbete al boletín

Regístrese para obtener nuestras últimas actualizaciones exclusivas, ofertas, ofertas y promociones.