Edificio Cuzco IV descubre cinco cosas que han cambiado en los alquileres de oficinas en estos 40 años

Cuzco IV es uno de los edificios de oficinas más emblemáticos, prestigiosos y singulares de la capital. Diseñado por el arquitecto Mariano García Benito se acabó de construir en 1979, siendo uno de los primeros rascacielos que se atrevieron a romper moldes y apuntar alto, configurando el Skyline del Paseo de la Castellana; un nuevo modelo de edifico que marcó la tendencia urbanística que hoy se puede ver en la zona. En estos 40 años, el Edificio Cuzo IV ha sabido adaptarse a la perfección al nuevo modelo de trabajo que tiende hacia una fórmula más colaborativa, multidisciplinaria y flexible. Para ello se ha puesto en marcha Espacio C4, el programa que ha supuesto una iniciativa pionera en el sector inmobiliario español porque ha reinventado el concepto de edificio empresarial multiinquilino. Edificio Cuzo IV hace un repaso de las cinco cosas que han cambiado en estos 40 años en el alquilar de oficinas:

Búsqueda de espacios abiertos y flexibles
Atrás quedaron los días en que los edificios de oficinas estaban repletos de despachos, y en donde los empleados solo podían relacionarse con sus propios compañeros de trabajo. El modo de construir oficinas ha evolucionado tanto a lo largo de estos cuarenta años que hoy es prácticamente inconcebible trabajar en un edificio donde no convivan más empresas. Los espacios abiertos y flexible han cambiado todo el panorama inmobiliario de oficinas y han ayudado a retener y atraer el talento, además de ofrecer a los profesionales un servicio que se adapta mucho mejor a lo que buscan. Según un estudio de la consultora inmobiliaria JLL*, en los últimos cinco años, el sector de los espacios de trabajo flexible ha crecido a un ritmo del 200%. Estos espacios favorecen el networking y la creación de sinergias entre empresas de distinta índole. Siguiendo esta tendencia, Edificio Cuzco IV cuenta con ‘Espacio C4’ en su primera planta, 1.300 m2 a disposición de todas las empresas con sede en el inmueble. Es un entorno que va más allá del coworking, puesto que lleva a su máxima expresión este concepto de trabajo colaborativo mediante un intenso programa de conferencias, dinámicas mindfulness y más actividades colaborativas. Una apuesta por favorecer un mejor ambiente en el trabajo, por promover el pensamiento innovador y la creación de un sentimiento de comunidad.

Neuroarquitectura: influencia del diseño en la productividad
La neuroarquitectura existe desde la década de los años 50. Arquitectos y neurocientíficos llevan más de una década trabajando interdisciplinariamente con el objetivo de diseñar edificios centrados en el funcionamiento del cerebro de sus ocupantes. De esta manera buscan fomentar el bienestar físico e intelectual, reduciendo el estrés y la ansiedad. En este sentido, Edificio Cuzco IV, referente en el alquiler de oficinas inteligentes en Madrid, ha tenido muy en cuenta los principios de la neuroarquitectura a la hora de diseñar sus espacios. En pleno Paseo de la Castellana, el inmueble es el enclave idóneo para empresas que quieren mejorar el nivel de productividad y el rendimiento de los trabajadores a través de la luminosidad, el control inteligente de la temperatura en invierno y verano, y los espacios destinados al ejercicio físico, el networking y la formación de los profesionales.

Oficinas para conciliar. All in one
En la década de los 70 se comenzó a desarrollar los movimientos sobre la calidad de vida laboral, predominando conceptos como satisfacción, motivación, humanización y necesidades personales. Hoy en día estos conceptos se han asentado y forman parte del denominado salario emocional, un requisito fundamental para el trabajador del S.XXI. Es por ello que en el alquiler de oficinas se está optando, cada vez más, por edificios que poseen el mayor número de servicios que ayuden a conseguir el bienestar y que contribuyen a la felicidad de los empleados: parking de bicicletas, servicio de paquetería directo a tu oficina, una cafetería para hacer el descanso, espacios de coworking para reuniones informales, gimnasios o salas para hacer ejercicio, tintorería, salas de lactancia e incluso servicios de manicura para llegar perfectos a una reunión de última hora. Edificio Cuzco IV alberga todas esas instalaciones en un solo inmueble, lo que genera retención del talento y buenas expectativas a los futuros empleados, cuyo confort y bienestar les hace sentir más seguros en la empresa, y por lo tanto, se vuelven más productivos y se involucran en un mayor grado en los proyectos empresariales.

Apostar por el bienestar físico y mental de los trabajadores
Hace 40 años la vida laboral se regía por unas reglas muy claras, donde el espacio de trabajo se limitaba a la oficina. Sin emabargo, esto ha evolucionado hasta el punto de que los edificios están priorizando el bienestar de sus empleados y están destinando espacios para satisfacer sus necesidades. Diversos estudios como el realizado por la Universidad de Bristol** demuestran que implementar programas de ejercicio físico dentro del ámbito laboral contribuye al bienestar y al aumento de la productividad. La posibilidad de hacer ejercicio 30 minutos al día antes de empezar la jornada laboral o al mediodía fomenta la felicidad, la creatividad y la concentración de los trabajadores. En este sentido, Edificio Cuzco IV cuenta con zonas de relajación para practicar yoga o mindfulness y ambientes para practicar deportes como pilates, hipopresivos o Health Trainning. Este último es un nuevo entrenamiento funcional adaptado al entorno laboral que permite, en sesiones de 30 o de 50 minutos, trabajar de manera simultánea varios grupos musculares y mejorar el equilibrio, la coordinación, la resistencia, la fuerza, corregir la postura, el dolor de espalda y también mejorar el estado de ánimo.

Mejorar la experiencia de trabajo en el edificio
En los años 70 la hora en la que comenzaba y terminaba el día laboral estaba perfectamente delimitada, no existía el concepto de flexibilidad, y los empleados tenían claro que a la oficina se iba solo a trabajar. El pensamiento de hoy es justamente el contrario, y los espacios de trabajo ya ofrecen programas para potenciar el talento de sus empleados. En el Edificio Cuzco IV llevan a cabo un ambicioso programa de conferencias punteras de corta duración durante el almuerzo, con un carácter que combina practicidad con contenidos más aspiracionales impartidas por los expertos más reconocidos en motivación, emprendimiento y organización de tiempo libre. Desde su puesta en funcionamiento, han pasado por él más de 50 oradores de primer nivel (desde el emprendedor Josef Ajram, hasta el economista Daniel Lacalle, pasando por el cantante David Summers, el exministro José Manuel García-Margallo o la periodista Irene Villa).

* Según un estudio de la consultora inmobiliaria JLL

** Estudio de la Universidad de Bristol

Artículo original Edificio Cuzco IV descubre cinco cosas que han cambiado en los alquileres de oficinas en estos 40 años publicado en comunicae.es