Propify explica por qué es recomendable cambiar de piso este verano

22 julio, 2020 Noticias

El panorama del consumo ha cambiado mucho en los últimos meses, pero en lo que respecta al mercado inmobiliario, hay motivos más que sobrados para plantearse buscar casa bajo el calor del verano como una opción excelente. La era post pandemia ha hecho que los gustos y preferencias de muchos inquilinos cambien y que, en su nueva búsqueda de casa, planteen incorporar espacios abiertos, terrazas o habitaciones adicionales para poder teletrabajar, por lo que se ven necesidades y tiempos perfectos que se unen. Propify, la plataforma de servicios para alquileres de vivienda habitual, destaca cinco motivos para no dejar el cambio de casa para más adelante y triunfar este verano estrenando piso:

Estabilización del precio. El panorama actual de precios de los alquileres es muy favorable al inquilino ya que los precios se están estabilizando un 10% por debajo de la media que estaba establecida. Por ello, es un gran momento para conseguir un buen inmueble a un precio más asequible y en un mercado tan dinámico, no se sabe cuánto tiempo más se va a tener.

Más tiempo para todo. Uno de los quebraderos de cabeza del inquilino y que más estrés añade a la búsqueda de piso es la rapidez con la que se cierran los contratos. ¿Quién no se ha enamorado de un piso que ni siquiera ha podido llegar a ver? La alta demanda de los últimos años ha hecho que las dinámicas se acelerarán y que los tiempos de decisión fueran mínimos e incluso, instantáneos. Actualmente los tiempos medios de alquiler se han triplicado, por lo que las casas están más tiempo en el mercado y se puede tomar una decisión más meditada. Y como bonus, la disponibilidad del tiempo en verano es mucho mayor, por lo que se pueden hacer muchas visitas pero también organizar una mudanza con más calma.

Mucha más oferta. Los alquileres vacacionales y de temporada que se habían instalado en ciudades como Madrid y Barcelona habían reducido drásticamente el número de pisos disponibles. La alta rentabilidad del alquiler temporal había afectado a la oferta de inmuebles en alquiler de residencia habitual ya que muchos propietarios optaron por esa opción. La circunstancia actual, con la consecuente reducción del turismo, hace que muchos de esos inmuebles vuelvan al mercado del alquiler de larga estancia por lo que se encuentra más variedad y las opciones se multiplican.

La estabilidad gana puntos. La incertidumbre que se vive en la actualidad ha reforzado la necesidad de estabilidad por parte de los arrendadores. Los alquileres a largo plazo con garantías de cobro son ahora mismo una de las mejores fórmulas de rentabilizar un alquiler sin complicaciones. Por ello, los inquilinos encuentran muchos más propietarios dispuestos a alquilar su piso por más tiempo, firmando contratos de mayor duración y con un compromiso de permanencia que para muchas personas es un valor muy importante de la propiedad a alquilar.

Mudanza más sencilla y viable. Sí, una mudanza siempre es una mudanza, pero el verano es un momento perfecto para hacerla con más tiempo y dejarlo todo listo para que la vuelta en septiembre esté todo listo para afrontar una nueva etapa. “Eso sí, olvídate de no pasar calor”.

“Desde Propify ofrecemos la posibilidad de optimizar todo el proceso de alquiler con una plataforma totalmente digital. Esto, no sólo agiliza mucho todos los trámites y permite al inquilino centrarse en las búsqueda del match perfecto, y las visitas -lo verdaderamente importante del proceso- sino que le ahorra hasta un 68% en comisiones, por lo que tiene más presupuesto para invertir en el alquiler del piso. El verano de este año se presenta como una oportunidad muy buena para lanzarse al cambio y Propify puede ser el aliado perfecto para tener éxito encontrando la vivienda perfecta”,explica Óscar Bedoya Mey, director ejecutivo y cofundador de Propify.