Según The Simple Rent crece un 7% los alquileres para familias monoparentales

27 noviembre, 2019 Noticias

Según los datos de la inmobiliaria española, el aumento de los divorcios en los últimos 3 años en España ha venido acompañado de una tendencia marcada por la necesidad de un tipo de vivienda específica, para las nuevas familias que surgen a raíz de esta situación.

Desde de The Simple Rent explican, “Generalmente este perfil de inquilino divorciado nos solicita una vivienda de dos dormitorios y muy cercano al colegio de los niños. El problema más habitual es el económico, no sólo por la falta de dinero sino porque en este trance por el que pasan el acceso al dinero no es sencillo”.

Precio y cercanía al colegio
Los dos rasgos característicos más frecuentes en este perfil de inquilino es el precio, hasta un 60% más económico que lo que pagaban en familia, y la cercanía al colegio de los niños. En la medida de lo posible las zonas céntricas son las más solicitadas.

Además en cuanto a número de habitaciones el 77% de los alquileres a divorciados suelen ser de viviendas con uno o dos dormitorios. El 84% prefieren pisos amueblados y con una estética moderna.

Sobre el perfil del inquilino divorciado, desde The Simple Rent se transmite que existe una buena conciencia social entre los propietarios hacia este perfil de inquilino. No sólo por una cuestión de empatía sino porque además se tiene la creencia de que se trata de un perfil de buen inquilino y pagador.

Los Inquilinos Nómadas una nueva tendencia
Desde la red de agentes inmobiliarios se ha detectado una tendencia en el mercado del alquiler en los últimos años: El inquilino nómada

Este concepto lo aplican a exparejas que acuerdan fijar una residencia única para los hijos y ser los padres los que se turnen en una casa u otra según el calendario que les toque.

Desde The Simple Rent explican que en términos legales es perfectamente posible realizar esta estrategia de convivencia. El único requisito por parte de la pareja consiste en ponerse de acuerdo para firmar el contrato como inquilinos las dos partes de las dos viviendas.

Sonia Campuzano, CEO de The Simple Rent explica, “Hace 10 años lo más común en estos casos era que la mujer se quedara en la vivienda familiar y fuera el hombre quien tuviera que buscar una casa, generalmente de alquiler. De 5 años a esta parte cada vez es más común la situación de custodia compartida por lo que los hijos deben convivir en diferentes turnos con el padre y la madre. Esta evolución de la familia lo que ha generado es que surjan nuevos formatos de convivencia, y el del inquilino nómada cada vez es más frecuente en nuestro país”.

Desde la red inmobiliaria explican que por ahora, el 5% de los casos de alquileres que gestionan se realizan en este régimen. Cada vez es más frecuente y la tendencia seguirá al alza.